4 ago. 2009

Bellissima

Sobredosis de belleza, o síndrome de Stendhal. No hace falta ser un erudito de la historia del arte, no hay que hacer nada, solo observar. En cada calle, en cada rincón, o bajo la cúpula de un museo o capilla, es la misma sensación. Florencia, Roma o Venecia son tres ejemplos de una dulce saturación de la creación artística. Uno no sabe cuando parar de mirar, por la pena que supone dejar de sentir esa sensación de poder que ciertas obras transmiten. Esculturas, pinturas o grandes edificios, es igual, cada una y a la vez la suma de todas ellas, producen la misma sensación.
El famoso autor francés Sthendal, en el Siglo XIX, pasó un día completo en Florencia viendo museos y observando todo a su paso, al final del día "Había llegado a ese punto de emoción en el que se encuentran las sensaciones celestes dadas por las Bellas Artes y los sentimientos apasionados. Saliendo de Santa Croce, me latía el corazón, la vida estaba agotada en mí, andaba con miedo a caerme".

Hay que volver.

6 comentarios:

isra dijo...

¡¡que razón tenías Marian!!, qúe bonito es Italia. Un saludo.

sergio dijo...

Yo también quiero ir a Italia cuando sea más mayor jajaja tiene que estar muy chulo......por cierto, Isra has visto el vídeo de mi grupo??? ha quedado guapo, está en la nueva entrada de mi blog.....Otra cosa, tú que sabes más que yo, ¿ me podrías decir el nombre de un programa de vídeo que sea bueno? esque los que tengo son una mierda, y nos han dado muchos problemas para hacer el video.

Bueno Isra un saludo...Cuidate

isra dijo...

te contesto por mail sergi, que es un poco largo de explicar.. ok?
chao neng!!

J Julian dijo...

Bella Italia, ya nos contarás.
Yo tambien tengo ganas de pasear por la tierra de nuestros "primos" italianos.

isra dijo...

De momento te digo Juli, que nuestros "primos" viven de lo primos que somos los turistas, jeje...son unos pájaros de cuidao. Es un pais precioso, no sólo a nivel artístico, sino a nivel geofísico, con volcanes, los Alpes, los Apeninos, grandes ríos y un verde que aunque no iguala a Asturias y Galicia, sí nos gustaría tener por aquí en estas fechas. Vale la pena ir.

Anónimo dijo...

estoy contigo primo...yo solo he estado en ROMA, pero mereció la pena VOLVERÉ