17 ago. 2010

GREDOS

"El paraíso existe, y está en la tierra". A nuestro alcance, a unas horas de ruta por la montaña. Es curiosa y espeluznante la capacidad destructiva del ser humano. Es enorme la diferencia entre 2 lugares muy cercanos dentro de la Sierra de Gredos. Uno de ellos solitario, virgen, un poco más escondido y lejano. Otro, a pesar de su gran belleza, está literalmente tomado por cientos de caminantes, familias y tropas de gente con cantimplora y chanclas. Muchos de ellos, más por desconocimiento que por maldad, dejan sus colillas, papeles, plásticos a los lados del camino. Transforman el silencio en rumor y tiñen el paisaje de extravagantes colores.

El paraíso existe, pero ¿hasta cuándo?