20 abr. 2009

SEVILLA

Este fin de semana lo he pasado en Sevilla, de boda. Y a parte del fatigoso y a la par dulce sacrificio neuronal al que nos sometemos en estas celebraciones, regreso con la sensación de haber estado en un lugar especial. Vamos que me ha encantado Sevilla y ya estoy deseando volver. Es cierto eso que dice la canción de que tiene un color especial. Y eso que las ferias están a punto de empezar, y en las calles aún se respira el olor a cera quemada que la semana santa ha dejado.

En otro orden de cosas y aunque casualmente tenga algo de relación con el tema tratado, quiero compartir con vosotros un corto que he encontrado en youtube que me ha dejado con una sonrisa. Es increible cómo con un sólo plano, dos actores y un guión, se pueden hacer cosas tan interesantes...os dejo con estos 2 pollos, espero que os guste (para verlo pinchad el enlace de abajo):

ESTO YA NO ES LO QUE ERA